La empresa de reparto de comida a domicilio desarrolla el concepto “food delivery de proximidad” y anticipa desde Madrid su expansión a todo el territorio nacional

 

yallego

Madrid, 23 de marzo de 2021. El negocio del delivery no deja de crecer y la situación de pandemia que atravesamos a nivel global no ha hecho si no incidir en este notable crecimiento de un sector que se está convirtiendo en una industria millonaria y en el sostén de multitud de negocios de hostelería que, sin esta reciente opción de consumo, se hubieran visto obligados a echar el cierre.

Los últimos datos de 2019 elaborados por el Observatorio Sectorial DBK, destacaban los más de 660 millones de euros facturados por el sector hostelero gracias al food delivery y el crecimiento del 6% en su facturación. Por otro lado, la pandemia del covid-19 reflejó un escenario en el que el delivery se presentaba como un factor clave para la continuidad de muchos negocios de restauración.

Hace un par de años, en un contexto en el que las marcas dedicadas al reparto a domicilio se encontraban en pleno crecimiento, nacía en una localidad madrileña, Colmenar Viejo, la empresa YaLlego con un propósito muy claro: ofrecer un food delivery de proximidad, cercano y centrado en potenciar el negocio hostelero local.

Tras su lanzamiento, YaLlego se ha convertido en un marca reconocida y consolidada, con un modelo de negocio sostenible, rentable, sólido y valorado muy positivamente por las empresas con las que colabora.

Tal y como expone Ismael Martínez, fundador de YaLlego: “aportamos una amplia oferta local a todos aquellos consumidores locales que no disponían de acceso a los operadores tradicionales. YaLlego permitirá a todos los usuarios y clientes de cada población acceder directamente a sus restaurantes locales. Aportamos diferenciación, servicio, proximidad y calidad en la entrega”.

Hoy, la franquicia de delivery de proximidad cuenta ya con 2 centros propios en Colmenar Viejo y Tres Cantos y anticipa la apertura de 4 nuevos centros alrededor de Madrid. El secreto del éxito de YaLlego es simple: ofrecer un servicio económico, íntegro y de calidad a los hosteleros locales que no pueden acceder a las grandes plataformas de delivery por su elevado coste y pequeños márgenes de beneficio. Por otro lado, YaLlego apuesta por estar en aquellos municipios y poblaciones donde los grandes operadores tienen presencia limitada y residual.

En estos momentos inicia su plan de expansión a nivel nacional a través del sistema de franquicia y ofrece todos sus medios y sus recursos a los emprendedores que quieran iniciar su actividad en este apasionante modelo de negocio.

La inversión para ser franquiciado de YaLlego es de 6.000€ y no es necesario local para operar. Este sistema permite una sencilla gestión diaria apta para emprendedores sin experiencia previa.